Skip to main content

Lunes a Viernes de 8:30h a 16:30h

Llámanos: 93 309 38 00 | Whatsapp: 602 259 411

Escríbenos: comercial@batemat.es

¿Fin del efectivo? El Banco Central Europeo dice NOOOOOO

Dicen algunas lenguas, las malas, que el dinero en efectivo ha llegado a su fin y que en el mundo de casi ya mismo, todo el movimiento de dinero será virtual. Unos se frotan las manos, otros se muestran entusiasmados con tanto avance tecnológico y otros muchos estamos a punto de llorar. Suerte que, el experto más experto en este tema, que no es otro que el Banco Central Europeo ha dicho rotundamente NOOOOOO.

 

“El efectivo juega un importante papel para el adecuado funcionamiento de la economía. Los billetes y las monedas en euros son el único medio de pago de curso legal en los países de la zona del euro y están al alcance de todos los ciudadanos, por lo que son un factor clave para la inclusión social de los colectivos más vulnerablescon menos acceso a las nuevas tecnologías” 

 

Este pequeño párrafo de cuatro líneas que, si bien es de agradecer, no despeja totalmente la incertidumbre. Necesitamos algo más contundente, más oficial, que no deje lugar a dudas. ¡Y por fin ha sucedido!

 

El Banco Central Europeo, en un ambiente prenavideño, anuncia que los billetes de euro serán rediseñados. La nueva imagen tendrá que estar decidida para el 2024.

 

“Después de 20 años, es hora de actualizar el aspecto de nuestros billetes para que los europeos de todas las edades y procedencias puedan identificarse con ellos” (Christine Lagarde, Presidenta del BCE )

 

Primer paso, la elección de los temas

 

Esperen, ¡qué aquí no acaba todo! Parece ser, que encima, los ciudadanos de toda Europa seremos parte activa en todo este proceso. Podremos dar nuestra opinión acerca de “los posibles temas de los futuros billetes”. Pero para que no nos agolpemos y atolondremos, se crearán grupos de debate, encargados de recabar esas opiniones.

 

Segundo paso, la formación de un grupo consultivo

 

En un segundo paso, un grupo consultivo, integrado por un experto de cada país de la zona euro, seleccionará una lista de entre los de temas que habremos escogido y los “elevará” al Consejo de Gobierno del BCE. El grupo de expertos lo formarán profesionales que pertenecen a las áreas de historia, ciencias sociales, artes visuales o tecnología.

 

Por cierto, por España la selección ya está hecha, Nuria Oliver (directora y cofundadora de la Fundación Ellis Alicante y científica jefa de datos en DataPop Alliance).

 

Tercer paso, el diseño de los billetes

 

Y la cosa sigue, una vez el BCE tenga las propuestas del grupo consultivo en su poder, pedirá de nuevo nuestra opinión sobre los temas seleccionados. Y una vez los temas estén decididos, se pasará a la fase de diseño, que de nuevo y por tercera vez, volverán a ser discutidos con la población.

 

La decisión final

Cerradas todas estas etapas, el CG del BCE tomará una decisión final, prevista para el 2024. A partir de aquí se iniciará el proceso de fabricación de los nuevos billetes y se fijarán las fechas de emisión.

 

El objetivo es poner en nuestras manos unos “billetes innovadores y seguros que conecten con los ciudadanos”. Lagarde sostiene que, pese al avance de las opciones digitales, la demanda de billetes sigue siendo alta. “Los billetes de euro está aquí para quedarse. Son un símbolo tangible y visible de nuestra unión en Europa, especialmente en tiempos de crisis, y su demanda sigue siendo intensa”

 

Se nos gira faena. Liberemos agendas porque los ciudadanos tenemos una responsabilidad ineludible con nuestros billetes del futuro.

 

Si el Banco Central Europeo dice que el papel moneda no desaparece tendremos que creérnoslo, ¿Verdad? Pues eso ¿El fin del efectivo?, qué más quisieran algunos.

 

Y al igual que vamos a despedir el año que acaba, tomémonos nuestro tiempo para despedirnos de los colores, de los puentes, de los ventanales, de los elementos arquitectónicos y de las diosas, que todos estos años hemos llevado en el monedero.